Seguidores

sábado, 28 de mayo de 2011

Dos niños, pequeños, que lo sentían todo

A veces, sentía como se ponía triste sin querer, se enamoraba en una mirada, en una sonrisa. Y me daba miedo, sentia como se hacía pequeño por momentos, su luz se atenuaba,  y una gran sombra le eclipsaba la felicidad. Lloraba de rabia, y sentía como la impotencia se apoderaba de sus actos. Nunca supe como lo hice en ese momento, o que fue exactamente lo que me empujó a abrazarle. Creo que fue entonces, cuando empecé a pensar, que estaba mas cerca de lo que realmente parecía. Sentí más de una vez, sus lágrimas por mis mejillas, y pedí más de una noche, la calma en nuestra guerra. No se con certeza, si el amor es suficiente, para hacerle frente a los problemas, o si implemente hace crecer a la gente. Pero tu ahora, ahora estas menudo. Ahora nunca estás triste, ni te enamoras, ni abrazarte es suficiente para calmar tu rabia. No entiendo, ni encuentro el momento en el que dejaste de ser un niño, para empezar a ser un crio. Siento como los restos del tu olor, se mezclan con los paseos, con los besos, con las sonrisas, con todo aquello que ya no está, y no hay manera de entender, que vuestro pasado,  se convierte, en aquella pelicula del cine, de la que ni te acuerdas del número de las butacas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Music