Seguidores

martes, 7 de febrero de 2012

^^

Conozco todos los colores del amor. Conozco el rosa cuando se ama, el negro cuando se llora y el gris cuando ni se siente ni se padece. He descubierto que todo lo que quieres, es mucho más de lo que te puedes permitir. Acosutmbrados a vivir por encima de nuestras posibilidades, inconfromistas, vulnerables y consentidos, el amor ni nos da ni nos quita, simplemente nos ofrece. Pero en muchas ocasiones, todo lo que deseamos es lo que realmente nos hace débiles. Es muy facil sentirnos desgraciados y pensar en todo aquello que nos falta, y echar la culpa al "amor". Lo dificil viene despues, viene cuando sabemos que la culpa realmente es nuestra, que el problema esta en nosotros, en nosotros cuando sólo nos interesa nuestra propia felicidad, cuando no somos capaces ni de proporcionar un granito de arena, a lo que llamamos " nuestra relacion". Podría mentir y decir que en mi caso es diferente, que lo que yo conozco por amor es eso que sale en las pelis, que cuando uno llora el otro recula, o que cuando uno es feliz el otro sonrie como si fuese el realmente el que se siente feliz. Pero no, no tengo porque engañarme, ni engañar a nadie. Se que cuando el es feliz, si yo no lo soy, me cuesta compartir con el su felicidad, que cuando lloro, no siempre le tengo conmigo , y que incluso a veces ni el es feliz por mi, ni yo lloro por el. En fin, porque para querer a alguien no hace falta eso, no hace falta que cada día sea perfecto, ni si quiera me importan las cartas de amor, no quiero que cada vez que me vea me de un beso, no me gusta que quiera pasar todas sus noches a mi lado, que me traiga el desayuno a la cama y que me coma a besos. Yo sólo le quiero a el, en cualquiera de sus sentidos, me es indiferente. Quiero tenerle, de dia, de noche, sonriendo o llorando, por mi o por el, conmigo o sinmi, pero que sonria, y con esto no quiero decir que su felicidad sea la mia, sino que cuando sonrie me incita a hacerlo a mi tambien. Y ese es el amor al que todos odian, el amor al ver que no te hace falta nada más que unas gotas de su perfume, el amor en el que te sobra olerte las manos despues de estar con el, y pensar en si se habra dado la vuelta para mirarte. Pero no todo es perfecto, ya he dicho que tambien conoci el lado negro del querer, pero de ese prefiero no hablar. 

Music