Seguidores

viernes, 9 de septiembre de 2011

Besar, y no arrepentirme

Dejar pasar el tiempo, no es más que una escusa que le ponen los cobardes cuando no son capaces de afrontar lo que les impide ser felices. Y aquellos que desean detener el tiempo, son a  los que el miedo a no volver a ser asi de felices, o al no serlo más, les censura. Mientras tanto, entre la gran mayoría de personas incapaces de dejarse llevar, estoy yo, la camicace de mi, dando pasos de ciego. Ni dejo correr el tiempo, ni pasar las oportunidades, tampoco me paro a ver la vida pasar, ni corro tras de ella. Tengo la increible capacidad de soñar cada noche con la misma persona, y lebantarme pensando que le quiero cada día un poco menos. Soy capaz de aguantarlo todo, de resistir, de flotar, de asumir, de afrontar, de luchar, pero aun no he entendido el motivo de tu partida , pero tampoco me preocupa. Me gusta que me hagan sentir especial, pero no ser " la especial " porque eso requiere dejar de serlo alguna vez. Nunca se lo que quiero, pero siempre se lo que no quiero. Me gustaría pasar más del tiempo que puedo viviendo, y menos del que empleo soñando. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Music