Seguidores

jueves, 24 de noviembre de 2011

Perdiendo el control

Porque de éso se tratan las noches locas, de beber, de beber y hacerlo, hacerlo hasta que se te rompan todos los  huesos, hasta que rompas el jodido somier de la cama, que no tendras que pagar, porque no es tu casa. Pero lamentandolo, yo no aprendi ese concepto. A mi no me enseñaron, a querer y olvidar, yo simplemente me quede con lo de querer. Porque yo soy de esas a las que les gusta el olor a amor por las mañanas, de las que se queda mirando a la pared, al reflejo del sol en la   pared y pensando lo feliz que es, de esas que preparan el desayuno, y se sienta de un salto en la cama, prometiendole que esto no ha sido mas que el principio.  Porque a mi me gustan las caricias en la espalda, y jugar a algo estupido nada más levantarme. Me gustan los planes por las tardes de invierno, y ver una peli en mi casa, con la manta que me regalaron cuando tenia dos años. A mi me gusta irnos a la playa en verano, y tostarnos, comernos a besos y desgastarnos los huesos. Y esque yo no puedo evitar ser asi, no puedo evitar acojonarme cuando se va la luz y no estas tu, no puedo evitar el pensar en que todo lo bueno se acaba, pensar en lo que me pierdo por ganar, o en lo que gano por perder. Porque no, nunca he sabido lo que quiero, solo lo que me gusta querer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Music